jueves, 7 de abril de 2016

Terapia alimenticia para el cuidado de la piel



Cuando somos jóvenes, nuestra piel es suave, flexible y radiante. Pero cuando vamos envejeciendo, la piel hermosa es el resultado de cuidar adecuadamente nuestro cuerpo y de una sana alimentación que le aporta los nutrientes necesarios para lucir  saludable. La piel es un barómetro que refleja lo que esta sucediendo internamente en nuestro organísmo.

El estrés, la excesiva esposición al sol, el mal funcionamiento del hígado, la disminución de hormonas, el tabaco, el alcohol, el azúcar, las frituras, la cafeína y la mala circulación, todo ello contribuye a que nuestra piel no se vea nada saludable.

Las manchas de la edad, arrugas prematuras, sequedad de piel, tono desigual de la piel, tez cetrina y acné son el resultado de que nuestros sistemas no funcionan bién por el acúmulo de sustancias tóxicas.

Los daños por radicales libres es lo que más conttribuye a una piel pobre.
Para tener una piel saludable y radiante, comience ha hacer cosas sencillas que serán de gran beneficio para su piel.

-  Beba abundante agua, 8 a 10 vasos diario.

-  Agrégele el zumo de un limón para un beneficio mejor.

-  Desintoxique el hígado: jugo de remolacha, Jugo de zanahoria, jugo de pepino.

-  Evite los azúcares, la cafeína y el consumo frecuente de carnes rojas para prevenir la deshidratación.

-  Coma frutas frescas y verduras.

- Reduzca o prevenga las arrugas prematuras frotando cáscaras de papaya en el rostro.

- Controle el estrés.

- Hágase masajes con aceite de almendras, aceite de sésamo, o aceite de germen de trigo para suavizar la piel.

- Cada vez que se exponga al sol utilice protector solar (FPS-15 o 20).

- Tener una alimentación rica en vitaminas.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

g+ Facebook RSS feed

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Facebook Themes